en | es

Presents

Eventos

Impresiones del Workshop de Camper

5 agosto 2013
Voices from the Camper Workshop

En las afueras de Alaró, un pequeño pueblo del centro de Mallorca, un grupo de gente creativa afín se reunió durante ocho días para explorar, deconstruir y construir nuevas ideas de calzado en una excepcional atmósfera de trabajo.

El entorno rural y natural era sublime. Los creativos trabajaron desde el alba hasta el anochecer, degustaron una sabrosa cocina de temporada, bebieron buen vino, dialogaron y crearon el ambiente perfecto para hacer surgir la magia. Los participantes en anteriores ediciones del taller han pasado a integrar una “familia” y mantienen el contacto y un intenso vínculo de amistad. Y es que los lazos que se crean aquí son muy fuertes.

Esta es la quinta edición del extraordinario Camper Workshop. En Camper nos gusta pensar que es más una “experiencia” que un workshop.

Los creativos trabajaron desde el alba hasta el anochecer, degustaron una sabrosa cocina de temporada, bebieron buen vino, dialogaron y crearon el ambiente perfecto para hacer surgir la magia.

Los participantes son 10-12 personas especiales, seleccionadas no solo en base a su talento, sino también a su personalidad y su visión sobre el diseño y la vida en general.

Todo un “dream team”que llega en avión desde diversos lugares del mundo, invitado a “jugar” en nuestra fábrica de ideas, cerca de la sede de Camper.

El único requisito previo es que toda la generación de ideas cumpla con la filosofía de Camper, aunque conservando algo tan importante como es la impronta de cada uno de los diseñadores.

Este año, nuestro grupo de 12 personas fue más heterogéneo que nunca, con integrantes de Japón, la República Checa, Grecia, los Países Bajos, Alemania, Singapur, Suiza, Francia, Italia, Portugal y el Reino Unido. Huelga decir que todos poseen un talento fuera de lo común… Aunque eso ya lo sabíamos.

Para generar el torrente de ideas, utilizamos métodos más bien fuera de lo convencional, diseñando un encargo muy estudiado que suponía todo un desafío. El tema de este año, “Inconformista”, les dio a los participantes mayor libertad que nunca para experimentar, lo cual era exactamente nuestra pretensión.

El taller comenzó con una sesión intensiva de generación de ideas e inspiración denominada “El amor y el secreto de un buen diseño”, donde, de hecho, se reveló el secreto.

A todos los diseñadores se les pidió trabajar de manera diferente a la que estaban acostumbrados. Estaban, quizás, siendo empujados fuera de su terreno conocido e invitados a cuestionarse qué es el diseño en sí, con el fin de expresarse y adentrarse en una posible nueva dirección para Camper.

Estaban, quizás, siendo empujados fuera de su terreno conocido e invitados a cuestionarse qué es el ‘diseño’ en sí

No hubo fronteras ni limitaciones, salvo la de ceñirse al guion “Inconformista” y crear 10 prototipos: una tarea de titanes en tan solo ocho días.

Sin embargo, según lo expresado por los propios asistentes, el resultado fue excepcional:

“En serio, soy adicto a Son Fortesa, y ahora tengo el síndrome de abstinencia. Voy a tratar de aprovechar la energía que encontré allí para diseñar, crear y trabajar, a pesar de que haya tenido que separarme de ese lugar y de todas esas personas. ¡Menudo viaje!”.

“Poesía. Es una sensación desbordante la que a uno le viene a la mente cuando recuerda esos días. Ha sido un privilegio poder trabajar con tantos talentos diferentes y de experiencia tan variopinta. El haber trabajado con gente que sabe cómo sacar lo mejor de ti también fue algo inspirador. El espectacular entorno y la fabulosa comida pusieron la guinda a una semana increíble”.

“Todos tenían mucho talento. Nuestros sentidos se entremezclaron en el taller a modo de reacción química fructífera”.

“La oportunidad que nos dio Camper fue excepcional. Trabajar en un proyecto en el cual uno puede experimentar libremente, en un lugar que parece el paraíso, con gente muy amable y comida increíblemente buena. ¿Hay algo mejor? Fue como unas maravillosas vacaciones de (duro) trabajo”.

“Ha sido una experiencia tremenda. A la hora de realizar mis vídeos, he tenido la ocasión de experimentar con un montón de estilos diferentes de hacer cine. No he sentido que alguien o algo me estuviera juzgando a mí o a mi trabajo. El taller fue una isla de libertad. El sol y las hermosas montañas que rodean la finca inspiraban armonía”

freedom’. The sunshine and the beautiful mountains surrounding the villa inspired harmony“.









 

Comparte este post