en | es

Presents

Marca

Cine bajo las estrellas

16 agosto 2012
Cine1

Empieza la película y tú te encuentras rodeado de gente. Hasta aquí, todo normal. Pero de pronto miras hacia arriba y te das cuenta de que hay algo diferente: las estrellas de la pantalla se ven largamente superadas en número por las estrellas que brillan en el firmamento que techa este cine al aire libre.

Cuando llega el verano, numerosas instituciones, públicas y privadas, organizan sesiones de cine al aire libre, y cada año el número de asistentes es mayor. Uno de los más conocidos en Barcelona tiene lugar en el Castillo de Montjuïc, donde gente de todas las edades se reúne en torno a una pantalla gigante. Los hay que se llevan la comida y disfrutan de una cena ligera sobre una manta o mantel nada más ponerse el sol. El preludio es un concierto en vivo, mientras que el evento principal es una película que puede verse tanto sentado como tumbado en un escenario mágico.

En Valencia, el “cine a la fresca”, como allí lo llaman, es la excusa para darle al casco antiguo el empujón de vida que se merece; y en Mallorca, la platea la encontramos en un parque, el Parc de la Mar. Las películas que aquí se proyectan deben ser muy interesantes, porque la Catedral de Palma, que puede verse iluminada detrás de la pantalla, es una distracción muy tentadora. También es posible que te sientas tentado a lanzar una mirada furtiva a tu acompañante en el Autocine de Gijón, un cine para nostálgicos y espíritus libres inmerso en plena naturaleza.

Ahora, si lo que te gustan son las muchedumbres, no puedes perderte la experiencia Open Star de Madrid, el acontecimiento cinematográfico al aire libre más grande del mundo. Disfruta de una intensa experiencia en grupo con cualquiera de las películas en cartel, ¡proyectadas en una pantalla mayor que una pista de tenis (325 metros2)! Y, ya que estás, disfruta de conciertos, sesiones con DJ, bares y restaurantes. Si la edición de Madrid no te pilla a mano, no te preocupes: Open Star se celebra también en parques de Zúrich, Dusseldorf, Lisboa, Sídney, Río de Janeiro y muchas otras ciudades.

Una iniciativa global, el cine al aire libre, surge donde menos te lo esperas. ¿Vas a estar en New York antes del 20 de agosto? Si es así, pásate por el HBO Bryant Park Summer Film Festival y disfruta de la inigualable sensación de ver los grandes clásicos del cine rodeado de rascacielos. El impredecible clima de Londres no es impedimento para disfrutar del Rooftop Film Club, que proyecta cine en los tejados de dos edificios de Shoreditch y Kensington. Goza de las mejores películas de culto mientras cenas o tomas una cerveza. Y, si hace un poco de frío, coge una chaqueta o una manta y no dejes que nada te agüe la fiesta.

Australia, Alemania, China… El cine al aire libre se extiende como el fuego. Incluso ha llegado a Laponia, en el norte de Finlandia, donde los sami organizan un festival de cine en pantalla grande grande cada mes de enero a temperaturas bajo cero. Los hay que crean su propio cine al aire libre: lo único que se necesita es una manta y un proyector en el porche. ¿Eres uno de ellos? ¿Cuál es la experiencia cinematográfica al aire libre más increíble que has vivido?

Comparte este post